A mi amigo Rembrandt. Acuarela. 100 x 70 cm.

6 Response to " "

  • Reyes R. Vicent Says:

    ¡Hombre, Fernando, con amigos como éste, así cualquiera...!
    Magnifico el color y la ensoñación entorno a la figura de Rembrandt.

    Ahora sin bromas, acercarse a los grandes maestros, además de producir una sana cura de humildad, nos permite el disfrute de forma plena de sus obras. Es como si se hiciera un paréntesis en nuestros pequeños y limitados esquemas para contemplar el horizonte ilimitado del Arte.
    Despues, qué remedio, volveremos a nuestros modestos trabajos y esquemas personales pero mucho más enriquecidos.
    Esto es lo que siento cada vez que me acerco al Prado y contemplo a los Grandes Maestros.

    Gracias por el comentario, saludos y un abrazo de amistad.


  • FERNANDO ARTAL Says:

    Hola Reyes, saber que estás ahí es para mí un valioso respaldo. La he considerado una obra inacabada, decidí hacer un "activo parón creativo", porque estaba muy saturado de tanto lío de cosas y publicarla en el blog, y ver qué pasaba. Quise interpretar la clave baja del barroco en acuarela, y hay algunas dificultades. Y el gran Rembrandt, de verdad, que me hace humilde. Pero como dijo un cierto general: "Volveré". No por otra cosa, sino porque hay que terminar las cosas bien, o al menos intentarlo.
    Gracias mil por tu apreciado comentario, con mi mayor afecto y amistad, Fernando.


  • sand Says:

    Hola Fernando, qué grata tu interpretación en acuarela del autoretrato Rembrandt.
    Me gusta el conjunto y cada pieza de este rompecabezas transparente y por supuesto, la riqueza e intensidad de su colorido.
    Es emocionante venir a tu blog, porque en cada entrada parece que el grado de dificultad aumenta y es una alegría contemplar tus obras de cerca y lejos.

    Enhorabuena y recibe un saludo cordial.


  • FERNANDO ARTAL Says:

    Hola Sandra, por fin hay menos problemas de comunicación, se ve que las dificultades estaban en mi blog. Te agradezco mucho tu comentario y todos los anteriores.
    Tu arte ilustrativo crea ilusión en los niños, y en los mayores que estamos intentando algo en arte. Un artista debe ser como un niño, con capacidad de asombro, sorpresa y maravilla. El mayor logro es asombrar dentro de la belleza, tú y yo estamos en ello.Asombrar, asombrar,asombrar. Insisto en ello porque es el objetivo al que debemos tender.
    Un muy afectuoso saludo. Fernando.


  • F.M.Marrouch Says:

    Hola Fernando, un gran homenaje a este gran señor, le dejaste todo el protagonismo gracias a estos fuertes contrastes de luz y color, me encanta la tonalidad azul que predomina, es mi color favorito, como siempre una obra formidable, un abrazo


  • FERNANDO ARTAL Says:

    Hola Francis, siempre me alegran tus comentarios. Con Rembrandt fue una contienda un tanto desigual, acabó ganándome por goleada el supermaestro. A mí también me gusta el azul, los azules, que cantan sombras alegres,no graves, porque dan luminosidad a los claros y a los oscuros.
    Un fuerte abrazo. Fernando.